miércoles, 2 de septiembre de 2015

Copa del Rey en directo: Ebro - Real Unión

domingo, 30 de agosto de 2015

En directo: La Roda - Real Unión

domingo, 23 de agosto de 2015

En directo: Real Unión - Talavera

miércoles, 12 de agosto de 2015

Amistoso, en directo: Real Unión - Real Sociedad "B"

domingo, 9 de agosto de 2015

Amistoso, en directo: Real Unión - Osasuna

jueves, 6 de agosto de 2015

Triangular, en directo: CD Getxo - Barakaldo - Real Unión

viernes, 31 de julio de 2015

Amistoso, en directo: Beasain - Real Unión

sábado, 18 de julio de 2015

Amistoso, en directo: Real Unión - Real Sociedad

martes, 2 de junio de 2015

Lo que el río ve


Con las botas puestas
UNAI OIARTZUN


Termina la temporada, y entra en la historia del Real Unión. Lo hace por ser la del centenario del club, pero también por un éxito deportivo muy por encima de las expectativas. El equipo txuribeltz ha cumplido, con creces, los objetivos marcados en pretemporada. Ha sido competitivo, ha demostrado carácter y personalidad. Ha hecho vibrar a los aficionados, devolviendo la ilusión y la pasión al Stadium Gal. El Real Unión ha vuelto a ser campeón, conquistando la Copa Federación y celebrando su consecución tal y como la ocasión lo merecía. Pero es que además, el equipo ha logrado ser cuarto en la dura competición de la regularidad. Solo tres equipos han sumado más puntos que los txuribeltz, que han disfrutado del premio de jugar una fase de ascenso. Algo que el más optimista de los aficionados, difícilmente llegaba a soñar en agosto.

La derrota de Murcia no es un fracaso. Es una  pena, eso sí, porque el equipo tuvo cerca el pase, a pesar de todas las dificultados con las que se topó en el camino. Pero creo que nadie debería sentirse decepcionado con la eliminación. El UCAM Murcia demostró ser un equipo superior, al menos a estas alturas de la temporada, porque considero que el Unión no ha llegado en el estado óptimo al play-off. En cualquier caso, el UCAM se marchó de Gal con sensación de poderío, y la confirmó al amparo de la Condomina. El equipo local tuvo el balón, dominó a los unionistas y generó cantidad de ocasiones de gol. Por si fuera poco, el colegiado desequilibró aún más la contienda, al expulsar a Silas en la antesala del descanso. La eliminatoria se puso muy cuesta arriba para el Union. Precisamente por eso, me quito el sombrero ante el partido que realizaron los txuribeltz.

El despliegue táctico y el derroche físico fueron dignos de elogio. El equipo defendió dura y ordenadamente. Los jugadores se juntaron y se apoyaron mutuamente, en un ejercicio de resistencia numantina que rozó lo heroico. La opción del Unión estaba clara. Aguantar todo lo posible, con la esperanza de que una acción aislada, o una jugada de estrategia terminara con el balón en la red. Pese a jugar con diez y arrastrar una fatiga comprensible, los de Zulaika llegaron a crear peligro y a generar nervios e inseguridad en las filas murcianas. El Real Unión forzó la prórroga y siguió dispuesto a llevar su resistencia hasta el límite. El problema era que cualquier despiste, podía condenar a los de Irun a verse por detrás en el marcador, como ocurrió en el minuto 105 del partido. Sin embargo, incluso con desventaja, el Unión no bajó los brazos. Jamás se dio por vencido.

Entonces llegó el pase magistral de Romo, y todo el unionismo se levantó al ver a Galán encarar la portería. Lástima que el balón no le llegó en posición de golpearlo con la zurda. Otro gallo hubiera cantado en tal caso. Con ese susto terminó el partido. Con un Unión que compitió hasta el último suspiro y a punto estuvo de dar la sorpresa. De todos modos, la tristeza no puede durar demasiado. Hay motivos para pensar que el Real Unión ha vivido el primer año de su recuperación tras la  travesía por el desierto. Las celebraciones del centenario están lavando la maltrecha imagen del club, que por otra parte, parece haber encauzado el aspecto económico. En lo deportivo, el presente ha sido un año memorable. Por eso, abogo por la continuidad. Si Aitor Zulaika sigue al mando, y una gran parte de la actual plantilla funciona como base de la siguiente, habrá motivos para seguir soñando.

domingo, 31 de mayo de 2015

En directo: UCAM Murcia - Real Unión

martes, 26 de mayo de 2015

Viven
UNAI OIARTZUN


Consuela pensar que el UCAM Murcia no cumplió con su objetivo. Demostró grandes dosis de poderío y de potencial, pero a pesar de sus constantes intentos, no logró perforar la portería de Otermin. Se marchó del Stadium Gal con un botín escaso, que le obliga a ganar el encuentro de vuelta. Por mucho que sufriera, el Real Unión puede salir reforzado del primer encuentro de la fase de ascenso. Se ha desprendido de la pesada mochila que arrastraba a causa de los últimos resultados ligueros. Ha vuelto a ser un equipo sólido y competitivo, porque ha plantado cara a un rival realmente fuerte. Tengo claro que puede y debe mejorar, pero tiene toda una semana para poder hacerlo. Ahora conoce a su rival, sabe lo que le exige, qué es lo que debe trabajar y dónde puede hacerle daño. Los de Zulaika han superado el primer asalto, y llegan con vida al segundo. El empate a cero del domingo puede valer mucho.

Si algún despistado pensaba encontrar un rival sencillo, poco tardó en caer en la cuenta de su error. El play-off reúne a los dieciséis mejores equipos entre los ochenta que componen la Segunda División B. De modo que no hay equipo débil. De hecho, el UCAM Murcia ha logrado cinco puntos más que el Real Unión en liga, y ha perdido nada menos que cinco partidos menos. Una vez tanteó y testeó al equipo local, se animó a estirarse en busca del gol. Es la meta que establecen muchos equipos cuando juegan fuera de casa en una competición con formato de eliminatoria. El UCAM lo intentó y consiguió generar claras ocasiones. Pero la zaga irundarra, y un Otermin estelar, lograron desbaratar cada uno de los intentos. El guardameta zarauztarra fue la mayor sorpresa en el once inicial de Aitor Zulaika. El entrenador apostó por la veteranía y por la experiencia en fases de ascenso. Teniendo en cuenta la configuración del equipo murciano, pueden ser factores determinantes. De ahí que el propio Xixa, Aimar, Urkizu, Juan, Romo, o Mujika figuraran en el once.

Junto a sus compañeros, lograron frenar a una bestia que rugió, y mucho, pero no acertó a morder. Incluso la apaciguaron en el tramo final, cuando el equipo unionista pudo sorprender al rival, adelantándose en la eliminatoria. Las tablas dejan el combate completamente abierto, y la vuelta en la Condomina se presenta apasionante. El UCAM tiene la presión, ya que le vale la mínima victoria en casa. También la ventaja de jugar ante su público, aunque el ambiente de la Condomina muy poco tendrá que ver con el que pueda encontrarse el Oviedo en el Carranza de Cádiz, por ejemplo. El UCAM buscará la victoria, pero no podrá descuidar su portería, porque un gol del Real Unión le complicaría el pase. Es lo que deben intentar los txuribeltz. Cualquier empate con goles les favorece. De modo que toca dar un pasito más y alcanzar la portería rival. Sin dejar, claro está, que una excesiva osadía eche al traste con la eliminatoria. Ambos equipos buscarán ese difícil equilibrio. La tensión está asegurada.

domingo, 24 de mayo de 2015

En directo: Real Unión - UCAM Murcia

martes, 19 de mayo de 2015

Lo que el río ve


Empieza la fiesta
UNAI OIARTZUN


El lunes por la tarde tuve el placer de revivir viejas emociones. La tensión por conocer el rival del Real Unión en una fase de ascenso. La insaciable búsqueda de información una vez conocida su identidad. UCAM Murcia. El equipo de la Universidad Católica, que juega en la antigua Condomina, un estadio con sabor añejo. Un rival que ha conseguido sesenta y cinco puntos, terminando en segunda posición, por detrás de un poderoso Cádiz. Almería B y Villanovense no se han quedado lejos. Un equipo fuerte, como lo son todos los que participan en el play-off. La eliminatoria se presenta apasionante, y lo primero que toca es disfrutar de ella. Del ambiente previo y de los propios partidos. Disputar la fase de ascenso es algo precioso. Es un premio, por el que nadie apostaba el verano pasado. Un sueño hecho realidad. No lo olvidemos.

A partir de ahora, todo lo que llegue será bienvenido. La afición debe dejar a un lado el disgusto de las últimas jornadas y gozar con la eliminatoria, y con su equipo. No me cabe la menor duda de que Aitor Zulaika y los suyos van a preparar con mimo el duelo contra el UCAM. Es evidente que el equipo no atraviesa su mejor momento de juego. Cuatro derrotas consecutivas han hecho saltar las alarmas, y todo el mundo se pregunta si el equipo llega pasado, si la temporada se ha hecho larga, si la Copa Federación ha pasado factura. Desde luego que durante el último mes de competición, al Unión le ha faltado gran parte de la chispa y de la intensidad que le habían caracterizado. Los rivales también juegan, y más cuando se la juegan, como lo ha sido el caso de Rayo B, Las Palmas B y Tudelano. Pero está claro que los txuribeltz tienen trabajo por delante.

En cualquier caso, nada de lo ocurrido en las últimas jornadas importa ya. En absoluto. Arranca una nueva etapa en la que hay que sacar lo mejor que se pueda, o de lo que queda. Porque son muchos los equipos que llegan justos a la fase de ascenso. Merece la pena hacer un último esfuerzo para dar guerra y llegar lo más lejos posible. No hay presión ni objetivo que valga. Disfrutar y competir al máximo. Nada más se le debe pedir al Real Unión en el play-off del centenario. Motivación e ilusión no le van a faltar al equipo. Ahora bien, afición debería dejarse contagiar. Aitor Zulaika pedía Unión tras la derrota contra el Tudelano. No hay otro camino para seguir adelante. Real Unión y Stadium Gal deben ser uno para doblegar al UCAM Murcia el domingo. Saquen las banderas, engalanen los balcones y calienten palmas y gargantas. Tras años de desencanto, vuelve la emoción a orillas del Bidasoa.

domingo, 17 de mayo de 2015

En directo: Real Unión - Tudelano

viernes, 15 de mayo de 2015

Entrevista a Iñigo Urbieta

FICHA TÉCNICA:
Foto:
Iñigo Urbieta con las gradas del Stadium Gal de fondo
-Nombre completo: Iñigo Urbieta Rodríguez
-Fecha de nacimiento: 15/07/1993
-Comida favorita: Chuleta con patatas
-Un lugar: Irun
-Una película: Shutter Island
-Una canción: La Pegatina - Despierto
-Un color: Azul
-Un equipo: Real Unión
-Un jugador: Leo Messi
-Un entrenador: Pep Guardiola
-Admiras a: Mi familia
-Mejor virtud: Buena persona
-Peor virtud: Cabezón
-Si no hubieras sido futbolista te hubiese gustado ser: Algo relacionado con el deporte
-Un sueño: Ver al Real Unión en Segunda



¿A qué edad comenzaste a jugar a fútbol? Cuéntanos tu trayectoria futbolística.

Empecé en deporte escolar con la Ikastola Txingudi, hasta que hice las pruebas en el Real Unión, y desde entonces hasta ahora estoy en el Real Unión.

¿Cuál es el objetivo del Real Unión esta temporada? ¿Y el del filial? ¿Qué objetivo te marcas tú a nivel personal?

El objetivo del primer equipo, una vez entrado en el play-off de ascenso, que no era el principal objetivo al principio, ahora es dar la máxima guerra posible en el play-off e intentar subir a Segunda División.
En el filial, el objetivo era también mantener la categoría. Se ha cumplido ya, y ahora queda probar a la gente que viene de abajo, a los juveniles, para que puedan continuar en el filial el año que viene.
A nivel personal me marcaba como objetivo jugar los máximos minutos en el primer equipo. He jugado algo, y aparte hemos tenido la suerte de tener la Copa, que nos ha dado bastantes minutos y por esa parte estoy muy contento.

¿Te costó adaptarte al primer equipo?

Al principio sí que me costó, pero con los compañeros que hay aquí enseguida me sentí adaptado y ahora mismo estoy muy a gusto.

¿En qué posición te desenvuelves mejor? ¿Cómo te definirías como jugador?

Me gusta más jugar de lateral izquierdo, pero de extremo, tanto en la izquierda como en la derecha, también me gusta.
Me considero un jugador potente, rápido y al que le gusta mucho el fútbol.

¿Qué impresiones tienes del equipo de este año del Real Unión B? ¿Y del primer equipo?

En el filial hay muy buen grupo. Siempre que estoy con ellos me lo paso muy bien, que es lo importante. Se ve que es un equipo serio y que cuando sale al campo sabe hacer las cosas bien, y aunque no salgan, lo intenta.
En el primer equipo más de lo mismo. La gente es muy profesional, aparte de ser buenas personas, y eso al final hace un grupo, tanto los que salen a jugar cada fin de semana como los que no.

¿Cómo has visto al primer equipo y al filial en lo que vamos de temporada?

Al principio lo que no acompañaron fueron los resultados, pero se veía que el equipo jugaba bien. Con el tiempo los resultados empezaron a ser positivos y al final se ha entrado en play-off, y más no se puede pedir.
En el filial hubo cambio de entrenador a mitad de temporada y costó un poco adaptarse al nuevo entrenador. Fuera de casa los resultados no son muy buenos, pero en casa se ve un equipo sólido y con ganas de hacerlo bien.

Este año con el primer equipo has jugado trece partidos de Copa Federación, siendo titular en los doce encuentros, y en los que has marcado cuatro goles, y dos partidos de Liga, aunque ya debutaste la temporada pasada en Gal ante el Real Madrid C. ¿Te esperabas jugar con el primer equipo del Real Unión? ¿Cómo te has visto cada vez que has tenido la oportunidad de jugar?

No me esperaba jugar tanto. Hemos tenido la suerte de tener la Copa y de disfrutar todos de minutos. Personalmente me he sentido muy a gusto. Lo he dado todo y lo he intentado hacer lo mejor posible. He tenido la suerte de meter goles y aportar al equipo, por lo que por esa parte estoy muy contento.

Foto:
Iñigo Urbieta en la portería del Stadium Gal de Irun

Habéis ganado la final de la Copa Federación tras eliminar al Castellón en la final y después de eliminar a siete equipos en doble partido. ¿Creías que ibais a ganar un trofeo coincidiendo con que este año es el Centenario del Real Unión?

Es verdad que no empiezas a pensarlo hasta que vas pasando eliminatorias. Una vez pasada la eliminatoria ante el Balmaseda, nos dimos cuenta que podíamos y fuimos a por la Copa. Se ha visto que íbamos a ganar la Copa y al final lo hemos logrado.

¿Qué opinas del entrenador del primer equipo, Aitor Zulaika, y de los dos entrenadores que habéis tenido a lo largo de la temporada en el filial?

Aitor y Joseba son muy parecidos, sobre todo en que los dos están siempre pendientes del jugador intentando sacarle el máximo rendimiento. Y Javi Garmendia es, aparte de buen entrenador, muy buena persona, y eso se agradece muchísimo.

¿Qué opinas de la cantera del Unión? ¿Crees que hay nivel para el primer equipo?

Sí, claro que hay nivel. Lo que falta es que apuesten por la cantera y darle minutos a los canteranos para así saber si la gente funciona o no, porque todos los jugadores que han jugado en la Copa Federación han demostrado que tienen capacidad para hacerlo.

¿Qué te parece el apoyo de la afición del Stadium Gal?

La verdad es que este año se está llenando bastante el estadio y eso se agradece mucho. Esperemos que siga así y que en play-off se llene para que haya el mejor ambiente posible.

¿Qué hace Urbi cuando no está entrenando o jugando al fútbol?

Me gusta estar con la familia y con los amigos.

¿Tienes alguna manía o superstición antes de salir al campo?

No, ninguna.

¿Quién es el jugador más “cachondo” dentro del vestuario? ¿Cómo es tu relación con los componentes de la primera plantilla y con quién tienes mejor relación?

Hay muchos, pero si hay que elegir uno yo me quedaría con Gaizka Saizar. Con el que mejor me llevo es con Jon Tena, pero porque es amigo de toda la vida, de mi cuadrilla. Es una suerte tenerle aquí entrenando conmigo.

¿Alguien a quien quieras agradecer haber llegado hasta aquí en el mundo del fútbol?

Sobre todo a mi familia. Siempre me preguntan a ver qué tal ha ido el partido y siempre están pendiente de mí en ese aspecto.

¿Qué es lo que más te gusta de Irun y del País Vasco?

De Irun me gusta sobre todo el barrio de Moscú. Siempre que puedo estoy ahí porque el ambiente que se forma es muy bueno. En el País Vasco tenemos de todo, tanto mar, monte, playa…

Aunque aún es pronto para hablar de esto, ¿te gustaría seguir jugando la próxima temporada en el Real Unión?

Sí. Es una suerte estar en casa, en tu pueblo. La verdad es que sería un privilegio poder seguir en el Real Unión.

¿Qué opinas de nuestra web?

Hacéis un trabajo muy importante, ya que todo el mundo que se quiera enterar de algo del Real Unión, entrando en la web y en el Twitter se entera. Ese trabajo se agradece mucho.

domingo, 10 de mayo de 2015

En directo: Conquense - Real Unión

martes, 5 de mayo de 2015

Lo que el río ve


Jarro de agua fría
UNAI OIARTZUN

El golpe encajado en el último suspiro fue duro para todos, no hay manera de negarlo. El empate no servía para asegurar el play-off, pero al menos no hubiera dejado un sensación tan amarga. El Real Unión ha perdido dos partidos de manera consecutiva, teniendo al alcance de la mano el billete para la fase de ascenso. Por suerte sigue teniéndolo, a raíz de los últimos resultados de los rivales. Con una victoria más, el Unión habrá alcanzado la meta que se ha puesto. Lo malo es la imagen que han ofrecido los txuribeltz durante las segundas partes de sus últimos compromisos. Los bajones llevan a pensar en la fatiga, en la carga de minutos de algunos jugadores. Es preocupante de cara a las eliminatorias por el ascenso. Si no llega en su mejor nivel, el Real Unión lo tendrá difícil contra los mejores equipos de los demás grupos.

Puede que la derrota sea una sorpresa para quien no acudió al Stadium Gal. Para los asistentes, la cruda realidad es que a lo largo de la segunda mitad, se mascaba la tragedia. El Real Unión había dominado al Las Palmas durante casi toda la primera parte. Las ocasiones se habían sucedido de forma continua, y se puede decir que la ventaja otorgada por Galán era corta, teniendo en cuenta lo visto sobre el terreno de juego. Sin embargo, a partir de la reanudación, incluso un poco antes, la trayectoria del partido cambió por completo. El equipo local se fue diluyendo. El filial canario le comió la tostada en el centro del campo, arrebató el balón a los txuribeltz y puso en evidencia sus carencias. Aitor Zulaika trató de poner remedio al problema, pero no acertó con los cambios, en gran medida a causa de las molestias musculares de Mikel Alonso, que le obligaron a dejar el verde al poco de ser retrasado a la posición de pivote defensivo.

El Las Palmas Atlético rozó el gol en más de una ocasión, y terminó consiguiendo el premio cuando más duele al rival. En el tiempo de descuento. El Real Unión había optado ya por la contención, dando por bueno el empate al ser consciente de que la victoria se había complicado. En ese contexto, el tanto de Germán fue un auténtico mazazo. Dejó helado a todo el Stadium Gal, descontento ya con la segunda parte, y visiblemente cabreado después del segundo gol visitante. El que se marchó desolado fue Jorge Galán, que tuvo una ocasión única de empatar la contienda in extremis. La verdad es que el delantero falló algo más de lo habitual. También lo hicieron varios de los rivales del Real Unión en la pugna por el play-off. Por eso el Unión sigue tercero y tiene la opción de asegurar el billete con una victoria más. No hay motivo para alarmarse. Los txuribeltz tienen una semana para corregir los errores y buscar la manera de ganar en Cuenca. En juego, nada menos que disputar una fase de ascenso.

domingo, 3 de mayo de 2015

En directo: Real Unión - Las Palmas Atlético

martes, 28 de abril de 2015


Nadie dijo que fuera fácil
UNAI OIARTZUN

Que la clasificación para la fase de ascenso está cerca, nadie lo niega. Es evidente. Eso si, con sesenta puntos al término de la última jornada, es muy poco probable que el Real Unión esté entre los cuatro primeros. Hace falta un paso más, un último empujón. Por de pronto, los txuribeltz han perdido la primera ocasión para lograrlo. Triste consuelo es decir que el equipo mereció algo maś en Vallecas, que la derrota fue excesiva. Lo que ocurrió fue que el Unión pagó caro sus errores. En la primera media hora de juego, los ofensivos. O más bien los de finalización, porque creó ocasiones propicias para adelantarse en el marcador. Galán tuvo la puntería sorprendentemente desajustada, y ni Alonso, ni Mujika pudieron suplirle en la faceta goleadora. De poco sirve dominar y acorralar al rival, si no se aprovecha la opción de golpearle.

La respuesta fue letal. El filial rayista noqueó al Real Unión en dos golpes, duros y seguidos. Mucho tuvieron que ver los errores defensivos, en este caso. Los de Zulaika recibieron dos tantos inocentes. El primero en un saque de esquina mal defendido, el segundo tras una jugada que debían haber cortado mucho antes del disparo. En ambos casos, Jon Tena pudo haber hecho bastante más por evitar los goles. De todos modos, no vamos a culpar ahora al guardameta, después de todos los puntos que ha salvado para el equipo. Más allá de los tantos encajados, preocupante fue la incapacidad del Unión para acortar distancias, al menos, en la segunda parte. El rival jugó a placer, y no sufrió para amarrar la victoria. ¿Cómo es posible que un Real Unión herido en su orgullo, jugándose el play-off, no fuera capaz de poner en aprietos al Rayo B?

El domingo contra el Las Palmas me gustaría volver a ver al Unión hambriento e ilusionado. El equipo que presiona, pelea e incomoda constantemente al rival. Los de Aitor Zulaika deben confirmar que su apuesta es seria. Que la clasificación para el play-off no es algo circunstancial, fruto de la suerte o de otros resultados. El Real Unión se merece el premio por la excelente campaña que ha realizado. En el mejor de los casos, ganar al Las Palmas Atlético podría suponer incluso la clasificación matemática.  Pero no olvidemos lo primero. El Real Unión necesita doblegar al filial canario, que ha salido del descenso con dos victorias consecutivas. Cuidado. El Rayo B tampoco parecía un rival temible, y acabó dando una desagradable sorpresa. Que no vuelva a ocurrir.

sábado, 25 de abril de 2015

En directo: Rayo Vallecano "B" - Real Unión

jueves, 23 de abril de 2015

Entrevista a Haritz Mújika

FICHA TÉCNICA:
Foto:
Haritz Mújika con las gradas del Stadium Gal de fondo
-Nombre completo: Haritz Mújika López
-Fecha de nacimiento: 13/11/1981
-Comida favorita: Lentejas
-Un lugar: Pasaia
-Una serie: Juego de tronos
-Una canción: Negua joan da ta - Zea Mays
-Un color: Azul
-Un equipo: Real Sociedad
-Un jugador: Messi
-Un entrenador: Gonzalo Arconada
-Admiras a: Nadie en especial
-Mejor virtud: Felicidad
-Peor virtud: A veces un poco vago
-Si no hubieras sido futbolista te hubiese gustado ser: Algo relacionado con el deporte o profesor de educación física
-Un sueño: Subir con el Real Unión

¿A qué edad comenzaste a jugar a fútbol? Cuéntanos tu trayectoria futbolística.

Empecé a los cinco-seis años en el Pasaia y estuve hasta el último año de juveniles allí, con mis amigos. El último año de juvenil me fichó el Antiguoko. En el Antiguoko estuve un año, y luego pasé al Beasain de Segunda B. Después estuve en el Sanse dos años, y las tres siguientes temporadas vine aquí, al Real Unión. Luego fui al Burgos, un año después al Castelldefels, y una temporada más tarde al Zamora. Cuando estuve en Zamora me lesioné en diciembre y me quitaron la ficha. A mediados de la temporada recalé en el Mirandés, y allí estuve cinco años y medio, hasta llegar aquí esta temporada.

Has pasado por equipos cómo el filial de la Real Sociedad, Burgos y Mirandés, y estuviste en el Real Unión tres temporadas, llegando a jugar hasta 98 encuentros. ¿Cómo recuerdas tu anterior etapa en Irun?

Era muy joven, bastante más que ahora, pero la recuerdo como una etapa muy ilusionante. Hicimos cosas importantes, estuvimos a punto de subir a Segunda, pero nos metieron un gol en la prórroga desde el medio del campo. Fueros años bonitos, aunque también hubo alguno complicado, pero el año que estuvimos cerca de ascender recompensó todo lo vivido esa temporada.

Tras jugar cinco temporadas en el Mirandés, las dos últimas en Segunda División, este verano fichaste por el Real Unión. ¿Qué te convenció para volver al Unión este año?

Tengo una edad y el Mirandés, ni ningún equipo de Segunda me quiso, por lo que decidí estar cerca de casa. Tenía claro que si me salía algún equipo de Segunda B tendría que ser de casa, porque fuera no me iba a ir teniendo una hija nacida hace un año. Quería estar en casa y me llamó el Real Unión. Después de las experiencias vividas aquí, y por estar cerca de casa, me pareció una buena opción.

¿Cuál es el objetivo del Real Unión esta temporada? ¿Qué objetivo te marcas tú a nivel personal?

A nivel de equipo a principio de temporada no esperábamos esto, pero sabíamos que teníamos un buen equipo y que todo podía pasar. Ahora mismo nuestro primer objetivo es entrar en el play-off de ascenso y luego ya se verá.
A nivel personal trabajar, aportar lo máximo al equipo y jugar lo máximo posible.

¿Te costó adaptarte al equipo? ¿Qué crees que aportas?

No, no me costó mucho porque conocía a bastante gente del equipo y porque también conocía al club. El presidente y algunos gerentes son los mismos que estaban en mi anterior etapa aquí, por lo que no ha habido ningún problema para la adaptación.
Estuve lesionado al principio, pero aporto experiencia e intento dar lo máximo que puedo en el campo.

¿En qué posición te desenvuelves mejor? ¿Cómo te definirías como jugador?

La posición que más me gusta es jugar por detrás del delantero, pero hace bastante tiempo que estoy jugando en banda, desde que estuve en el Mirandés. Me he amoldado bastante bien y también me siento cómodo en esa posición.
Con la edad he perdido velocidad pero he ganado otras cosas, como experiencia y saber estar en el campo.

¿Qué impresiones tenías del equipo de este año y cómo lo has visto en lo que vamos de temporada?

Fui de los últimos en llegar al equipo, y al principio, cuando vi al equipo, me dio una muy buena impresión. Ya conocía a bastante gente y sabía de lo que éramos capaces. Empezamos mal la temporada y parecía que iba a ser un año difícil, pero el equipo confiaba en el trabajo que estaba haciendo. El trabajo era bueno y solo faltaban los resultados. Cuando los resultados fueron a favor el equipo fue para arriba.

Foto:
Haritz Mújika en la portería del Stadium Gal de Irun

Habéis ganado la final de la Copa Federación tras eliminar al Castellón en la final y después de eliminar a siete equipos en doble partido. ¿Creías que ibais a ganar un trofeo coincidiendo con que este año es el Centenario del Real Unión?

Al principio de temporada no lo creíamos. Los partidos de Copa Federación vienen bien para los jugadores que no están entrando en Liga. Es un aliciente poder jugar noventa minutos, que es diferente a entrenar todos los días, y poder competir en el campo. Ha habido oportunidades para todos. Hay gente que se ha ganado el puesto en Liga tras jugar primero en la Copa Federación, y al revés. Además, para todos los que vienen de lesiones son partidos muy importantes para coger otra vez ritmo.
Mediante vas pasando las eliminatorias es mejor para el equipo y para los jugadores, y al fin y al cabo también para el club. Los últimos partidos nos costaron más porque eran viajes largos entre semana y trastocaban un poco los planes del entrenador y del equipo.

¿Qué opinas del entrenador, Aitor Zulaika?

Es un buen entrenador. Ha venido este año con un filosofía clara de tener jugadores de aquí. Lo está llevando bien. Ha sabido motivar e ilusionar al equipo hasta el punto en el que ahora estamos. Se ha amoldado muy bien al club y a los jugadores, y los jugadores a él.

¿Qué opinas de la cantera del Unión? ¿Crees que hay nivel para el primer equipo?

Sí, todo es darles confianza. Beñat Alastuey y Urbi, por ejemplo, están desde el primer día prácticamente con nosotros. Tienen calidad para jugar en Segunda “B”. Hay gente abajo que dándole minutos y confianza podría llegar al primer equipo. No es fácil, pero hay que saber gestionar eso y seguro que más de uno tendrá sitio en este equipo.

¿Qué te parece el apoyo de la afición?

Bien. Cuando las cosas están bien todo acompaña. La afición estos últimos partidos y durante casi toda la temporada se ha ilusionado bastante. Está viniendo bastante gente a Gal, sobre todo estas últimas semanas en la final de la Copa Federación y en el partido ante el Real Madrid Castilla.

¿Qué hace Aritz cuando no está entrenando o jugando al fútbol?

Estar con mi hija en el parque, con la mujer y con los amigos. No hago nada especial. Ahora recojo a la hija de clase y disfruto de momentos con ella.

¿Tienes alguna manía o superstición antes de salir al campo?

No muchas. Lo que suelo hacer normalmente en los partidos de fuera es, si recuerdo en un sitio que me haya sentado antes y hayamos ganado en ese campo, intento sentarme en ese mismo sitio.

¿Quién es el jugador más “cachondo” dentro del vestuario?

Todos somos alegres y hay un muy buen rollo entre todos. No destacaría a nadie porque es según el día.

¿Alguien a quien debas agradecer haber llegado hasta aquí en el mundo del fútbol?

El que me dio la oportunidad de jugar en Segunda “B” y me aporto mucho fue Gonzalo Arconada. Con el jugué en esta categoría cuando justo salí de juveniles, y la verdad es que me enseñó muchas cosas y me aportó mucho futbolísticamente.

Aunque aún es muy pronto para hablar de esto, ¿te gustaría seguir jugando la próxima temporada en el Real Unión?

Sí, por supuesto. Y más tras este año, que he tenido lesiones. Vine con el brazo mal del año pasado, luego me operaron la rodilla. Al ir bien el equipo fue difícil entrar, pero poco a poco estoy teniendo un poco más de minutos. No ha sido un año fácil a nivel personal y me gustaría seguir otro año más para aportar mucho más al equipo.

¿Qué opinas de nuestra web?

No soy mucho de andar por Internet porque no me gusta mucho. Entro muy de vez en cuando para seguir algún partido, pero no tengo tiempo para estar todo el día en el ordenador.